Sábado 2 de Marzo de 2024

Hoy es Sábado 2 de Marzo de 2024 y son las 20:12 - EntrePueblosRadio.....Donde cada uno Somos Todos!!! Sicsal Argentina

DERECHOS HUMANOS

23 de marzo de 2023

Comunicado de la Diócesis de Taraumara

MÉXICO:
Ante la aparición sin vida del responsable (José Noriel Portillo) de los asesinatos de los Padres Jesuitas de la Diócesis de Taraumara,, el obispado emitió un comunicado al respecto.

Con las firmas de  Monseñor Juan Manuel Gonzalez Sandoval, Obispo de la Diocesis de Taraumara (MNM) y de R.P  José de Jesus Mata Pureco, su secretario Canciller, La Diocesis de Taraumara emitio un comunicado en el que manifiesta su preocupacion por el nivevl de impunidad y la falta de estado de derecho.

Asi mimos señala que "Como Iglesia de Tarahumara no podemos callar o permanecer ajenos ante tanta desgracia y ante tanto dolor; ciertamente, reconocemos todo el esfuerzo que han hecho las autoridades por hacer justicia ante la muerte de nuestros sacerdotes, de Don Pedro Palma y Paul,"

A continuacion reproducimos el comujnicado completo:

Guachochi, Chih. México a 23 de Marzo del 2023.

PROT. 17/2023

 

COMUNICADO

 

¡El espiral de violencia sigue su marcha!

Con la muerte de una persona (José Noriel Portillo), desgraciadamente no se frena el dolor por tantas víctimas de la violencia y la situación tan difícil y preocupante que estamos viviendo, donde no solamente en la Sierra, sino en todo el país, seguimos preocupados por la impunidad y por la falta del estado de derecho, en toda nuestra sociedad.

Estamos tristes, porque “la violencia no se frena con violencia”.

Nuestro Señor Jesucristo nos dice: “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn. 10, 10), eso es precisamente lo que anhelamos y lo que queremos todos los mexicanos: queremos vida que se traduce en libertad, en mejores oportunidades para todos, respuesta ante tantas situaciones que vive tanta pobre gente, justicia para quienes la reclaman y paz ante tanta violencia y desorden.

Como Iglesia de Tarahumara no podemos callar o permanecer ajenos ante tanta desgracia y ante tanto dolor; ciertamente, reconocemos todo el esfuerzo que han hecho las autoridades por hacer justicia ante la muerte de nuestros sacerdotes, de Don Pedro Palma y Paul, sin embargo:

¡Esto no es lo que nosotros esperábamos y menos, queríamos!

…que todo pareciera, como un “ajuste de cuentas” o pensar, “que una persona estaba estorbando para otros intereses y por eso había que eliminarlo”.

Triste la situación que vivimos porque, como decimos, en la Sierra, el desastre que hay, no fue, ni es provocado, por una persona, sino desgraciadamente existe toda una estructura de extorsión, soborno, cobro de piso, levantamientos, venta de alcohol clandestinamente, tala ilegal, etc. Estructura que todos, autoridades (especialmente) y ciudadanos tenemos que acabar, desde el compromiso de cumplir con nuestras propias responsabilidades, especialmente en el fortalecimiento de los valores familiares y comunitarios.

Como Iglesia particular de Tarahumara nos seguimos uniendo al dolor de tantas familias, por la desaparición y muerte de sus seres querido y nos comprometemos a seguir trabajando por la re-estructuración de la familia y del tejido social, sobre todo para que se recuperen aquellos valores, humanos–cristianos, que se han perdido y, todo aquello en prevención, que sea en bien de nuestros niños, adolescentes y jóvenes… para que en un futuro no muy lejano, se pueda construir la sociedad que queremos alcanzar.

Seguiremos trabajando en la Evangelización, para que la Palabra de Dios llegue al corazón de tanta gente de buena voluntad, sobre todo, lleve a los que se dedican a hacer el mal, a una sincera y auténtica conversión, sabiendo que todos somos hijos de Dios y por lo tanto, somos hermanos; que ninguno tiene el derecho a dar y quitar la vida (derecho que solamente le corresponde a Dios).

Seguiremos en la Catequesis, para que el Señor Jesús, amigo y hermano que quiso venir y asumir nuestra condición humana y quiso hacerse uno como nosotros, para salvarnos, sea precisamente Él, quien nos rescate de las manos del espíritu del mal y nos dé esa paz que nos haga libres, esa Palabra que nos consuele y sobre todo, nos fortalezca; que nos haga sentir en el amor, una sola familia.

Por último, seguiremos unidos a toda la Iglesia católica en México, en lo que respecta a la promoción de los Conversatorios por la paz y la justicia y los círculos comunitarios y restaurativos.

Oramos a La Santísima Virgen de Guadalupe, por nuestro País, por nuestra Sierra.

Que el Dios de la vida, nos mueva a todos a cambiar esta situación de tristeza y muerte, por una situación de alegría y vida.

 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!