Sábado 1 de Octubre de 2022

Hoy es Sábado 1 de Octubre de 2022 y son las 02:48 - EntrePueblosRadio, la radio que acompaña tus luchas....

POLITICA

18 de septiembre de 2022

Bukele firma acta de defunción de la democracia

EL SALVADOR:
La noche del 15 de septiembre, Bukele firmó el acta de defunción de la transición hacia la democracia. Supera a Ortega y anuncia la verdadera independencia y su interés de no dejar el poder, cita una parte del editorial de la UCA titulado: “Es oficial, el presidente se atornilla en el poder”.

La Constitución lo prohíbe, pero Bukele no respeta leyes, agrega. El editorial hace referencia al anuncio que hizo el presidente Nayib Bukele sobre su decisión de ser candidato para un segundo período, claramente prohibido en la Constitución de la República de El Salvador. 

Nayib Bukele fue reacio defensor de la Constitución, desde que era alcalde de Nuevo Cuscatlán. En aquel tiempo era impensable que 10 años después el mismo que aseguró que los gobiernos aplican las leyes para mantenerse en el poder, anunciaría su deseo de continuar en el poder. 

Criticó a los gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Honduras por sus acciones antidemocráticas. Ahora El Salvador podría seguir el mismo camino al violar su propia constitución con una reelección presidencial inmediata. 

En una clara contradicción a sus discursos anteriores, el presidente Bukele correrá por un período consecutivo, prohibido por la Constitución de la República. Bukele se une a Daniel Ortega y anuncia que seguirá  en el poder.

El presidente Bukele con su anuncio irrespeta los artículos constitucionales que prohíben la reelección, pero además “despoja de sus derechos ciudadanos a quienes la promuevan o apoyen”, reflexionan las autoridades de la UCA.

“El Salvador deja de ser una democracia si el presidente de turno busca su reelección”

El artículo 152 de la Constitución de El Salvador establece que no podrá ser candidato a presidente “el que haya desempeñado la presidencia de la República por más de 6 meses consecutivos o no, durante el período inmediato anterior  o dentro de los últimos 6 meses anteriores al inicio del período presidencial”.

Pero no es el único artículo de la Constitución que prohíbe la reelección inmediata. El abogado constitucionalista Jonathan Sisco señala que son siete los  artículos que establecen esa prohibición.

Además del artículo 152, el 154 establece que el período presidencial solo dura 5 años, hay una fecha de inicio y de fin. Al finalizar su período, quien ha ejercido la Presidencia, no podrá continuar en sus funciones ni un día más. La Constitución es clara, dice Sisco.

Por otra parte, el artículo 131 obliga a la Asamblea Legislativa a desconocer obligatoriamente al presidente cuando ha terminado su período constitucional y continúa en el ejercicio del cargo. También el artículo 75 dice que toda persona que suscriba actas o proclamas para promover o apoyar la reelección, pierde los derechos ciudadanos. 

Por si fuera poco, hay más artículos que prohíben la reelección inmediata, como el 248, que contempla las cláusula pétreas.

Tan importante es la prohibición de reelección inmediata, que se puso como cláusula pétrea, es decir que no se puede modificar la Constitución para permitir la reelección, reflexiona el abogado constitucionalista. 

El artículo 268 también hace referencia a la prohibición de la reelección presidencial. Todos estos artículos dejan ver que el presidente no puede presentarse para la candidatura a su reelección. Esta prohibición es parte del núcleo  esencial de la Constitución, dice Sisco.

Pero cuando eso falla, el artículo 88 es claro al decir que la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y, la violación de esta norma, obliga a la insurrección.

Jonathan Sisco recalca que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la opinión consultiva número 28, advirtió que el mayor peligro para las democracias de la región no es un rompimiento abrupto del orden constitucional, sino una erosión paulatina de la salvaguarda  democrática que pueden conducir a un régimen autoritario, incluso mediante elecciones populares.

Lo que se percibe es que El Salvador se ha convertido en una dictadura disfrazada de democracia, dice el abogado constitucionalista. El objetivo de que en la Constitución existan tantos artículos que prohíben la reelección es para que los presidentes no se dejen seducir por el poder y lleven al país al caos. Para explicar esto, Sisco lo compara con la metáfora del canto de sirenas.

Para el abogado todo esto significa que para mantener un Estado democratico es importante que haya alternabilidad en el ejercicio de la presidencia. Por otra parte, el Tribunal Supremo Electoral está obligado a no inscribir al candidato que quiera reelegirse como presidente.

La reelección presidencial “es un acto de corrupción y un abuso de poder” 

La reelección presidencial inmediata, además de ser inconstitucional, es un acto de corrupción. Para Wilson Sandoval, coordinador del Centro de Asesoría Legal Anticorrupción de El Salvador (ALAC) de la Fundación para el Desarrollo (FUNDE) la reelección presidencial representa una desviación de poder que favorece o beneficia a quien pretende reelegirse. 

Una reelección presidencial representa un beneficio para cierta élite que desde sus cargos oficiales valida la reelección, a pesar de que la ley lo prohíbe. Es por ello que cualquier desviación de poder penado por la ley constituye un acto de corrupción, explica Sandoval. 

Agrega que la reelección presidencial es una acto de corrupción maquillado, ya que existen otras autoridades del Estado que validan la acción, pero a la vez se vuelven cómplices. 

El Salvador no sería ni el primero, ni el único país en utilizar este esquema de poder. Lo ha usado Nicaragua y Venezuela.

La verdadera independencia de Bukele: Pisotea la Constitución para seguir en el poder

Bukele desnudó su ambición de poder y lo hizo el día en que se conmemora la independencia patria. Luego de varios días de haber  lanzado una retórica sobre una “verdadera independencia y libertad” vinculada con la propaganda de una guerra contra las pandillas. 

El padre Rodolfo Cardenal, director del Centro Monseñor Romero de la UCA, reflexiona justo este tema al considerar que, en teoría, el país es libre y soberano para decidir su destino por sí mismo, pero siempre mediado por Bukele. El fundamento de esa “verdadera independencia” es en realidad “el aislamiento del entorno regional e internacional (…) El aislamiento, disfrazado de libertad, soberanía e independencia, del que tanto se enorgullecen Bukele y sus socios”, dice el padre Cardenal en su artículo Independencia de nuevo cuño.

Esto repercute en una actividad económica débil, una mínima inversión externa y mayor flujo de emigrantes. La independencia de Bukele es poco independiente, reflexiona el padre Cardenal. Pareciera que el modelo a seguir es el de Corea del Norte, pero sin misiles nucleares, agrega. 

La UCA cree que por la fecha que escogió Bukele para hacer el anuncio,  “pareciera que entiende la independencia nacional como su propio y único derecho a interpretar las leyes de acuerdo a sus intereses personales…” y que puede hacer lo que le plazca como presidente, “por ser la máxima autoridad de la nación”. 

Fueron los magistrados de una Sala de lo Constitucional, que a juicio de abogados constitucionalistas es ilegal, quienes abrieron las puertas a la reelección del presidente, al dar otra interpretación al artículo 152 de la Constitución.

A partir de esa interpretación, los funcionarios, entre ellos el vicepresidente de la República, Felix Ulloa, consideraron que reelegirse en el cargo de presidente no es ilegal, pese a que la Constitución no ha tenido cambios y sigue prohibido. El tema ni siquiera es parte de los cambios propuestos en las reformas a la Constitución, un proceso liderado por el vicepresidente Ulloa. 

Sin embargo, la opinión del vicepresidente también ha cambiado. Dijo que la actual Sala corrigió una interpretación errónea del pasado sobre la reelección presidencial. Antes aseguraba que la no reelección del presidente era una cláusula pétrea que no se puede cambiar, pero ahora avala la reelección del presidente Bukele. 

El vicepresidente Ulloa repitió en 2020 que jamás estaría de acuerdo con la reelección continua en el país. Dos años después, su reflexión es otra, contraria a lo que mandata la Constitución. 

Hizo referencia al artículo 152 de la Constitución y asegura que no hay ninguna prohibición que impida que Bukele pueda ser candidato.  Lo dejó claro en una entrevista de un medio oficialista un día después del anuncio del presidente.

La seducción de Bukele no resuelve los problemas estructurales de El Salvador

Bukele se encamina a romper de manera definitiva la democracia del país. Para el padre José María Tojeira, de la UCA, el estilo de liderazgo del presidente Bukele es combinar de un modo sistemático, seducción, novedad, ejecución y temor. Su estilo desinhibido, irónico y agresivo seduce a muchos salvadoreños y la realidad detrás del discurso no importa. 

Ha usado el miedo con la utilización del ejército en la seguridad pública. Ha controlado las instituciones y apoya la agresividad en las redes sociales, los ataques y amenazas a los medios de comunicación críticos, señala Tojeira. Esa capacidad de mentir desde la impunidad del poder y la persecución política ha creado temor en mucha gente, dice el sacerdote jesuita. 

Pero la seducción de Bukele no resuelve los verdaderos problemas del país. Nayib Bukele se lanzará como candidato para un segundo período presidencial de manera inconstitucional, en medio de una alta posibilidad de impago de la deuda pública. En medio del deseo de la población de tener por fin una respuesta al problema de pensiones, una promesa de hace un año. 

El 15 de septiembre, los salvadoreños esperaban por fin el anuncio de una propuesta al sistema previsional, pero en su lugar les anunció que quiere ser presidente por segunda vez. Que al igual que Nicaragua y Venezuela quiere mantenerse en el poder. 

En octubre de 2021 se reunió con representantes de algunos sindicatos, ahí les prometió una propuesta de pensiones. Ha pasado un año y el ofrecimiento  se ha convertido en otra promesa incumplida. 

La historia de El Salvador demuestra un fuerte rechazo de su población ante la idea de la reelección 

El historiador salvadoreño Héctor Lindo, mediante un video publicado en su cuenta de Twitter, hizo una reseña de las veces que algunos  presidentes salvadoreños han cambiado la Constitución para poder continuar en el poder. 

El primer presidente que cambió la Constitución para poder reelegirse fue Francisco Dueñas en 1871, explicó el historiador. El rechazo de la población fue inmediato. Otros presidentes han intentado cambiar la Constitución para continuar en la Presidencia, pero siempre la población reaccionaba y los destronaba. 

Fue Francisco Menéndez, el presidente que promulgó la Constitución de 1886 donde se prohibió terminantemente la reelección presidencial.  Luego, Maximiliano Hernandez Martinez modificó la Constitución para reelegirse en 1939, lo que le permitió mantenerse en el poder hasta 1944, pero fue la huelga de brazos caídos la que obligó a Martínez a salir al exilio.

Aunque Bukele fue elegido democráticamente, no funciona bajo los modos de una democracia desarrollada, no es capaz de dialogar con la sociedad civil ni de respetar los derechos humanos, opina el padre José María Tojeira. 

El padre Cardenal agrega que a Bukele le queda solo la popularidad, “con la que justifica la injusticia y la opresión”. Bukele no respeta ni al pueblo ni a la Constitución. Bukele quiere la reelección.

FUENTE: Ver nota completa Bukele firma acta de defunción de la democracia - YSUCA, 91.7 FM

 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!