Sábado 1 de Octubre de 2022

Hoy es Sábado 1 de Octubre de 2022 y son las 01:33 - EntrePueblosRadio, la radio que acompaña tus luchas....

OPINIÓN

27 de mayo de 2022

Elecciones en Colombia

COLOMBIA
Quizás podamos ver un presidente y una vicepresidenta que ayuden a reconstruir el Estado de Derecho en Colombia, plantea Abilio Peña Buendía en visperas de las Elecciones en su País.

Por: Abilio Peña Buendía *

Nuestra generación ha crecido con la memoria del crimen de Gaitán en 1948, cuando estaba a punto de ganar la presidencia de Colombia. Desde ese año en adelante hemos estado viendo llegar a cementerios de Bogotá y de otras partes del país, los restos de mortales de candidatos  presidenciales y a otros cargos de representación popular. Desde  finales  de los  80 presenciamos el genocidio de la Unión Patriótica.  Fueron asesinados, según estableció la Jurisdicción Especial de Paz,  cerca de seis mil militantes entre ellos sus candidatos a la presidencia. Luego Carlos Pizarro León Gómez fue asesinado en en un avión de Avianca y a Galán, por decisión de un capo de la mafia, lo vimos caer en Soacha. En todos estos crímenes, la mano del Estado Liberal, Conservador, dejó su huella;  primero de la mano de Chulavitas, después de paramilitares de distintos nombres, a veces legales y después formalmente ilegales, pero eso si confeccionados desde instancias del poder político y económico, desde las guarniciones militares y de los organismos de inteligencia del Estado.

 

En medio del crimen de lideres sociales  que  en lo que va del  año asciende a 79  asesinatos, de 21 firmantes del acuerdo de paz y de las  44  masacres en las que perdieron la vida  148 personas, según datos de Indepaz,  el próximo domingo  en Colombia pueden ganar las  elecciones  a la presidencia y vicepresidencia  Gustavo Petro y Francia Márquez. Él viene de la izquierda,  fue un guerrillero  que depuso las armas para apostarle a la paz; ella, viene de los movimientos sociales y ambientales del Cauca, el departamento que más asesinatos de líderes registra.

 

Petro   ha sido capaz de enfrentar el establecimiento desde el Congreso de la República, en  donde ayudó a visibilizar y a profundizar  las denuncias  sobre el para-estado y la para-economía,  que ligados con el narcotráfico, se han hecho al control del Estado. También   fue alcalde de Bogotá, desde  donde, en el tiempo que lo dejaron gobernar,  subsidió  el costo de los servicio públicos para los estratos mas pobres, intentó   que la empresa de aseo volviera a pertenecer a la ciudad, avanzó en la construcción de guarderías nocturnas para niñas y niños, que recibían cuidados mientras sus madres trabajaban; habilitó espacios para el consumo regulado de estupefacientes de personas adictas;  habitó con destechados  edificios en el centro de la ciudad, congeló el precio del transporte público,  entre otros intentos que fueron severamente perseguidos por el establecimiento.

 

La real “encuesta” entre todas que lo dan como ganador, no en primera vuelta, sino en la segunda, fue la de las consultas  para elegir candidatos presidenciales  a  las que se sometieron tres grandes coaliciones: la del Pacto Histórico, al que pertenecen Petro y Francia, la Coalición de la Esperanza a la que pertenece Sergio Fajardo, candidato de centro y el Pacto por Colombia, al que pertenece Federico Gutiérrez,  candidato de la derecha. 

Petro ganó con  cuatro millones quinientos mil votos, contra Gutiérrez que obtuvo  dos millones cientos sesenta y dos mil. Si  la tendencia se mantiene, creemos que podrían Petro y Francia  ganar en primera vuelta. Otro candidato que se presenta como independiente, pero que ha mostrado simpatías con el Uribismo es Rodolfo Hernández, quien es presentado por las  firmas encuestadoras,  como el que más ha crecido en las últimas semanas, alcanzando un empate técnico por el segundo lugar, pero todavía lejos de Petro y Francia.

 

Debemos contar, eso sí, con que el gobierno de Duque viene haciendo abierta campaña por Federico Gutiérrez, al igual que el comandante del Ejército. Una evidencia clara de esto es la reforma inconstitucional a la ley de garantías,  que congelaba los gastos antes de las elecciones,  permitiendo que el partido de gobierno distribuyera dinero  para obras que favorecen a su candidato. También  pesa la tensión permanente de que el y la candidata sean alcanzados por algún disparo, al igual que los intentos por sabotear las elecciones  vía destitución del Registrador Nacional, responsable de la mecánica electoral, lo que obligaría al aplazamiento de los comicios.

 

Con todo, el que  lleguen Petro y Francia al gobierno, no resolverá la crisis del estado de derecho, cuyo derrumbe tocó fondo en los  tres períodos de gobierno del Uribismo y en el de Santos, a quien también el expresidente puso en la presidencia con su aval. Como ha dicho el propio candidato, podría comenzar  la reconstrucción desde sus ruinas. Sin duda esa posibilidad está mediada por la fuerza de la movilización, que el hastío ciudadano sacó a las calles en los tres últimos años, sin importar que estuviera  en  medio  la amenaza de la pandemia y la brutal represión estatal y para estatal que sobrevino.

 

* Secretario del Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina y miembro de la coordinación de la Alianza Global Convida20



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Nombre
Enrique Bonilla Cárdenas

Comentario
Me uno al voto por Gustavo Petro y Francia Márquez pues representan los intereses del pueblo, de los marginados, de los que permanentemente han sido relegados por el establecimiento.

Responder