Jueves 18 de Agosto de 2022

Hoy es Jueves 18 de Agosto de 2022 y son las 01:36 - EntrePueblosRadio, la radio que acompaña tus luchas....

POLITICA

13 de marzo de 2022

Santiago tuvo una jornada entusiasmada con el nuevo gobierno, tras una noche de festejos

CHILE:
Tras una noche de festejos, Santiago de Chile se despertó entusiasmada en la primera jornada de gobierno del flamante presidente Gabriel Boric, en la que decenas de ciudadanos se acercaron a los alrededores de la sede del Ejecutivo, accesibles nuevamente al público después de estar vallados durante años.

Desde bien temprano, los chilenos se acercaron a la céntrica plaza de la Constitución, situada frente al Palacio de La Moneda, donde este viernes a la noche durante el primer discurso de Boric se retiraron las vallas de seguridad que cercaron durante años los alrededores del edificio de Gobierno.

"Queríamos venir a ver si efectivamente las habían sacado porque durante mucho tiempo no pudimos entrar a la plaza. Había un discurso de que todos somos iguales y no lo éramos", dijo a Télam Nilda Romero, una jubilada de 70 años, quien calificó este gesto de "simbólico", mientras fotografiaba a su cónyuge y a su hijo con La Moneda de fondo.

La familia, que quiso verificar si el lugar continuaba abierto, había estado allí mismo ayer para escuchar el discurso del flamante mandatario en directo, donde apreciaron el ambiente de "compañerismo" y "el respeto hacia las diferencias" expresado por Boric.

Como ellos, fueron numerosos los chilenos que se acercaron esta mañana al lugar para "impregnarse" de lo vivido en la víspera.

Tal fue el caso de Xenia Sandoval Fuentes, oriunda de Punta Arenas, la ciudad natal del presidente, quien aprovechó un viaje a Santiago para acercarse con su hija Maite, de 10 años, y visitar La Moneda.

 

"Nos da mucha esperanza de que Chile pueda cambiar"Xenia Sandoval Fuentes


"Vinimos porque ayer vimos el cambio de mando por la tele y estamos muy contentas de que sea un magallánico y, además, nos da mucha esperanza de que Chile pueda cambiar", expresó en diálogo con Télam.

Para esta trabajadora social, de 43 años, la reapertura del vallado es un "buen indicio": "Nos dice hartas (muchas) cosas de lo que se viene y se abrirán las grandes alamedas", dijo parafraseando el último discurso del expresidente Salvador Allende, asesinado y derrocado en 1973 por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Su hija, en tanto, se manifestó "emocionada" por el nuevo gobierno, que se autodenomina "feminista" y está compuesto por 14 ministras y diez ministros.

"Espero que den lo mejor de ellas y no nos decepcionen como mujeres", señaló.

También María Elena Acuña, residente en una comuna del este de la capital, fue hoy a la plaza con sus hijos, quienes están "muy entusiasmados" con el nuevo presidente y no habían estado en el centro de Santiago desde el estallido social de 2019.

Esta profesora de la Universidad de Chile, que conoció al flamante mandatario cuando era un líder estudiantil, se dice "esperanzada" por la renovación de la élite política y la nueva forma de entender el rol del Gobierno expresada por Boric y su gabinete.

De su primer discurso, destacó que se hable públicamente de establecer un plan de búsqueda para los detenidos desaparecidos de la dictadura, a su juicio "una deuda enorme del Estado chileno", y la mención de los distintos dolores que hay en la sociedad chilena, además de la búsqueda de mayor justicia social y redistribución del crecimiento.

"Estamos llenos de esperanza", sentenció Acuña, de 50 años, quien vio pasar en auto al flamante presidente cuando se dirigía esta mañana a una misa en la Catedral.

Previo a ello, Boric comenzó su primer día en el cargo asistiendo junto a la primera dama, Irina Karamanos, a una ceremonia ecuménica con representantes de siete pueblos originarios de Chile en el palacio presidencial.

Sentados en el centro de un círculo, recibieron uno por uno las peticiones y buenos augurios de los pueblos yagán, lican antai, mapuche pewenche, rapa nui, mapuche lafkenche, diaguita y mapuche füta warriasiete, durante el acto privado en uno de los patios de la sede del Ejecutivo.

"Generar un trabajo intercultural y una nueva relación entre el Gobierno y los pueblos originarios es vital para la construcción de un Chile justo y digno", tuiteó el mandatario junto a fotografías de la ceremonia.

Al terminar la ceremonia y hacerse la foto protocolar con ministros y viceministros, el mandatario se dirigió a la Catedral de Santiago para presenciar junto a su gabinete una ceremonia católica de "oración por Chile".

En tanto, este domingo, el flamante presidente realizará su primer baño de masas en un acto cultural con vecinos de La Pintana, una de las comunas más humildes de la periferia capitalina.

El municipio, en el que Boric ganó tanto en la primera (30%) como la segunda vuelta (73%) de las elecciones, es un reflejo de la desigualdad extrema que azota a Chile donde, según las cifras del World Inequality Report de 2022, el 1% más rico de la población concentra el 49,6% de la riqueza total del país.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!