Viernes 2 de Diciembre de 2022

Hoy es Viernes 2 de Diciembre de 2022 y son las 16:57 - EntrePueblosRadio, la radio que acompaña tus luchas....

POLITICA

2 de enero de 2022

Fernando Pereira: "Viene un Frente Amplio paritario y con recambio generacional"

URUGUAY:
El flamante presidente del opositor Frente Amplio (FA) uruguayo, Fernando Pereira, consideró este sábado que la chance de que la alianza regrese al poder está atada a "tener un programa de transformaciones tan profundas como en 2005", y remarcó que la fuerza se encamina a un proceso "paritario y con recambio generacional".

Agencia Télam:

 

Pereira confió además en el triunfo del Sí en el referendo de marzo para derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), base de la gestión de Luis Lacalle Pou, porque "el pueblo hará un voto en defensa propia" y juzgó que para volver a ser mayoría el frente debe recuperar "la militancia en el territorio".

Surgido del sindicalismo docente, humanista cristiano, casado hace apenas meses con su pareja desde hace 16 años e hincha de Peñarol, el hombre que se presenta en sus redes sociales con versos de un poema de Idea Vilariño encabezó por cinco años el PIT-CNT, la central única de trabajadores uruguayos, y desde ahí dio el salto a la jefatura del FA tras ganar con comodidad las internas.
 

"Es riesgoso" que Uruguay avance en tratados de libre comercio

El Mercosur es “sin ninguna duda la plataforma de inserción internacional” que debe tener Uruguay, más allá de que “funcionó mal” y no se consiguió darle dimensión de modo de generar más empleo en la región, evaluó el nuevo presidente del opositor Frente Amplio (FA), Fernando Pereira.

“Nos preocupa el vínculo profundo que Uruguay debe tener con la región, fundamentalmente con el Mercosur, porque esa es la plataforma, sin ninguna duda, de inserción internacional. Que funcionó mal, que no supimos darle la dimensión para insertarnos en el mundo y generar trabajo, no hay dudas. Pero también es verdad que no hay alternativa al Mercosur”, señaló Pereira.

En una entrevista con Télam, el exjefe del PIT-CNT advirtió que para Uruguay “negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China es riesgoso para algunas actividades, pero sobre todo es riesgoso para el bloque”.

El Gobierno de Luis Lacalle Pou tiene abiertas negociaciones con China y ahora también con Turquía para discutir la chance de un TLC, aunque el Mercosur veta acuerdos de ese tipo sin el consenso de todo el bloque.

El dirigente reseñó que su país “no tuvo éxitos cuando entró en conflicto con Argentina, así que toca meditar bien esto”.

“No estamos en el Gobierno, pero tenemos que tener nuestra propia política exterior. Fuimos críticos de promover esto sin el Mercosur. En todo caso, no vi éxitos para los países que firmaron TLC, sobre todo para las personas que viven en peores situaciones. Uruguay debería tomarse un tiempo para no tomar ninguna decisión que afecte el bloque”, concluyó Pereira.


Los tramos salientes de la entrevista con Télam son los siguientes:

-Télam: Formulada en términos poco usuales, la primera pregunta es: ¿Y ahora qué?
-Fernando Pereira: Ahora es construir la esperanza. El pueblo uruguayo la precisa. Los Gobiernos liberales tienden a concentrar la riqueza y a expandir los descartados, los excluidos, los que pasan a zona de pobreza. La alternativa es popular, es democrática. Y eso implica tener un proyecto que involucre a la gente en cada ciudad, en cada departamento. Ese es el trabajo que debe asumir el presidente del FA. Por supuesto que ese "¿ahora qué?" es muy complejo: hay que coordinar las actividades del Parlamento, de hombres y mujeres que están en lugares de Gobierno, en el contralor, a los ediles, a los alcaldes. Pero también a la militancia que está en el trabajo territorial, con la lógica de llegar al hogar de cada uruguayo con nuestras ideas para construir esa esperanza popular.

-T: Una vez que asuma formalmente, el 5 de febrero, quedará un tramo muy corto hasta el referendo (previsto para el 27 de marzo). ¿Cómo imagina esos días?
-FP: El FA se va a colocar de forma humilde y modesta detrás de las organizaciones que impulsaron el referendo: de la central de trabajadores, de las organizaciones feministas, de la asociación de cooperativas, de la federación de estudiantes… Y desde ese lugar de modestia será uno más en golpear las puertas de los uruguayos y dar argumentos para derogar los peores 135 artículos de la LUC. Y el pueblo lo va a hacer en defensa propia. ¿Qué se juega el FA en esto? Políticamente, imposible saberlo, pero sí se juega mucho el pueblo, que es cuántos derechos se pierden o se ganan. Es una apuesta total a derogar la LUC de todas las formas posibles. Pero estamos convencidos de que esta mayoría ya se está construyendo. Inclusive con miles de uruguayos que hoy no forman parte de la alianza.

-T: ¿Qué perfil pretende darle a la coalición?
-FP: Hay que pensar en un FA paritario y con una renovación generacional profunda. Eso trae consigo una renovación de ideas y viceversa. Por suerte la lucha de las mujeres, en principio de las trabajadoras, pero luego de todas, construyó una serie de derechos que se va profundizando. Y uno que hay que hacer carne es eliminar la violencia política de nuestros organismos, de nuestros debates, de nuestras internas. Y que haya paridad en la dirección y en cada organismo. En eso se va la vida del FA del futuro. Por eso no es un tema menor perfilar al frente hacia ese lado. Con propuestas que pongan al FA pensando el 2050, en el cambio de época, en el cambio del mundo del trabajo, en las relaciones sociales…

-T: ¿Qué debería recuperar el frente para volver a ser mayoría?
-FP: La militancia en el territorio. El frente debe ser la fuerza capaz de hablar con cada vecino y cada vecina, de golpear las puertas, de pasar ocho, 10 veces por cada pueblo, pero para escuchar y no para decir lo que uno piensa. Y, a partir de entender qué le sucedió al país, su historia, su tradición, su perspectiva, es que el FA se va a constituir nuevamente en una fuerza que represente a la totalidad de los uruguayos. Tenemos que tener un plan de transformaciones tan profundas como lo hicimos en el 2005, que se muevan hasta las raíces de los árboles.

-T: -Parece ser un momento de triunfos progresistas en la región (Perú, Chile, quizás Brasil y Colombia en 2022)…¿Eso puede ayudar al FA, o el FA puede capitalizarlo de alguna manera?
-FP: Yo no puedo ocultar la alegría por el triunfo en Bolivia, por el avance de Lula en Brasil y lo que impacta en el resto de América Latina. No puedo ignorar lo que pasó en la región en el sentido de que Gobiernos progresistas vuelven a tomar el timón del Estado porque lo hicieron mejor que los liberales, porque gobernaron mejor, porque distribuyeron mejor…Y el FA va a intentar eso: estas historias, que no son nacionales, le van a servir, pero para ganar hay que hacer las cosas bien. El FA no puede depositar su esperanza en el éxito de los proyectos regionales, sino en lo que pueda hacer acá. Sin olvidar que después las complementaciones con otros países de la región resultan fundamentales. Crecer con distribución es parte de la gran meta del FA. Significaría construir un país productivo, que analice nueve, 10 cadenas de valor, que las profundice para crear empleo, para distribuir riqueza. Hay que ir a una democracia lo más profunda posible. Ese es el camino del Frente, que mira a la región, pero también se mira a sí mismo, para construir la izquierda que Uruguay necesita.
 

-T: ¿Cómo se contiene a una fuerza de tantos sectores para que nadie adelante los debates por candidaturas?
-FP: El FA es muy maduro. No tengo el temor de que alguien se precipite a ser candidato pero, a la vez, no tengo la preocupación de que no haya candidatos o candidatas. Levanto la vista y hay varios, y si hay varios para competir por la Presidencia, y todos con enormes valores y fortalezas, la preocupación deja de ser tal. Sería muy complejo no tener candidatos o tener una interna en la que nos dañáramos. Pero esto no está en el horizonte. El frente sabe que solo es FA si se construye en unidad, en el entendimiento de las distintas visiones del progresismo, si nos tomamos el tiempo para consensuar… Una interna definirá en 2024 quién es el candidato o la candidata, y detrás nos vamos a encolumnar los demás. Porque es necesario que el progresismo vuelva a conducir el país. En ese camino estamos, llenos de esperanza. Revertimos un proceso de derrota, juntamos 800.000 firmas para derogar la LUC junto a otras organizaciones, tuvimos una interna muy importante. Hay tiempo para construir una propuesta alternativa y si lo hacemos bien el FA comienza a volver.

 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!